La moneda

Se ha introducido el Euro (€) en el 01.01.2002 como moneda alemana / dinero en efectivo (como moneda escritural ya desde 01.01.1999). El banco responsable en Alemania es el Banco Federal alemán. El Euro es la moneda de la Unión Económica y Monetaria Europea. Es emitida por el Banco Central Europeo  y actúa como moneda en la actualidad en 17 Estados miembros de la UE y de otros seis países europeos, que en total es la llamada zona euro.

El Euro se divide en monedas y billetes de banco.
Monedas de 1, 2 y 5 céntimos; 10, 20 y 50 céntimos, 1 y 2 euros.
Billetes de banco de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros.

Si desea cambiar moneda extranjera, puede hacerlo en su banco en Alemania. Si necesita moneda extranjera (diferente al euro), solicítela en su banco. Desde la introducción del euro en Alemania, muchos bancos no disponen de divisas extranjeras de forma inmediata. Puede sacar dinero de los cajeros o en el mostrador del banco. Si saca dinero en el cajero de otro banco, es posible que le cobren una comisión. Infórmese en el momento de abrir la cuenta en qué bancos y cajeros automáticos puede sacar dinero sin comisiones.

Métodos de pago

En efectivo: la forma preferida de pagar en Alemania es en efectivo. Especialmente los pequeños restaurantes, tiendas o quioscos a veces no permiten el pago con tarjeta de débito EC o de crédito. En las grandes superficies, supermercados o en máquinas expendedoras, por lo general se permite el pago con tarjeta.
Tarjeta de débito/ tarjeta Giro/ tarjeta EC: el banco le entregará una tarjeta de débito al abrir la cuenta. Al contrario que con una tarjeta de crédito, con la tarjeta de débito se le retira el dinero de su cuenta al momento. Por ello, si no tiene suficiente dinero en la cuenta, no puede utilizar la tarjeta de débito. En muchas máquinas expendedoras y en Internet es posible pagar con tarjeta de crédito.
– En Alemania se utiliza mucho menos que en otros países la tarjeta de crédito, aunque cada vez más. Pero no se confíe y piense que siempre podrá pagar con tarjeta de crédito. Especialmente para cantidades pequeñas, muchos establecimientos no aceptan pagos con tarjeta de crédito.
Los cheques no son un método de pago habitual en Alemania y no pueden utilizarse a la hora de hacer compras.
Domiciliación bancaria: en caso de que deba realizar un pago periódicamente, puede recurrir a la domiciliación bancaria. Así, por ejemplo, le pueden pasar todos los meses la factura del teléfono directamente a su cuenta.
Compra a cuenta: para grandes compras o en Internet existe la posibilidad de comprar a cuenta. En estos casos, se realiza el pago una vez que se ha recibido el artículo. Por favor, tenga en cuenta que hay fechas estrictas para el pago a cuenta que debe cumplir sin falta. De lo contrario, recibirá reclamaciones y se le aplicarán intereses de demora.
– En Internet también es posible pagar por adelantado. El producto se abona y después es enviado por correo postal.
– Existe una nueva posibilidad de realizar transferencias online: la transferencia inmediata. Se lleva a cabo con el PIN de su tarjeta y se ejecuta como el débito en una máquina expendedora.
Los pagos por teléfono móvil cada vez ganan más adeptos, pero aún no hay muchos establecimientos en Alemania que ofrezcan esta posibilidad.