Responsabilidades en el piso

A la hora de alquilar una vivienda o casa, es necesario respetar ciertas obligaciones. Cuando se mude a vivir a una nueva casa o vivienda, deberá registrarse en la Oficina de Empadronamiento (Einwohnermeldeamt – accede a una página web alemana). Allí tomarán nota de su nueva dirección y la modificarán en el sistema. Además, deberá registrarse también en la Central de Recaudación de Tarifas (Gebühreneinzugszentrale – GEZ – accede a una página web alemana). La GEZ cobra las tarifas de los equipos de radio para financiar a las cadenas públicas alemanas. La GEZ se abona una vez por familia (independientemente del número de personas) y se carga en la cuenta cada tres meses o anualmente. Actualmente la tarifa radiofónica es de 17,98 €/ mes (datos de julio de 2014). No olvide darse de baja en la GEZ cuando se mude de casa o cuando regrese a su país.

Protección contra el ruido

En Alemania, la regulación contra el ruido es muy rigurosa. El ruido de cualquier tipo por encima de un volumen normal se considera una alteración de la tranquilidad. Por ello, entre las 13 y 15 de la tarde y de 22 a 6 de la mañana está prohibido hacer ruido. Los domingos y festivos también son días de reposo y no se permite la realización de obras ruidosas o el uso de cortadoras de césped.
Si tiene que realizar una obra en domingo o va a celebrar una fiesta que dure hasta más de las 22 horas, avise a sus vecinos. Por lo general, suelen ser muy tolerantes en estos casos excepcionales.
Si no les avisa, podrán llamar a la policía si hace ruido dentro de las horas de reposo. De modo que intente primero informar a los vecinos para evitar problemas.

Calefacción y ventilación

Cuando, en invierno, se calienta una casa con las ventanas cerradas, es fácil que se produzcan humedades en techos y paredes y, en determinadas circunstancias, puede generarse moho. El moho se forma especialmente cuando se tiende ropa húmeda para secar en una habitación que no se ventila adecuadamente. Por ello, le aconsejamos que ventile regularmente (especialmente en invierno) para reducir la humedad en las habitaciones.

Obligación de limpiar y echar arena cuando nieva

Cuando nieva copiosamente en Alemania, los inquilinos o los propietarios de una casa tienen la obligación de despejar la calle de nieve y echar sal delante de sus puertas.En caso de edificios de vecinos, existe un servicio de invierno que se encarga de estas tareas. Encontrará esta información en el contrato de alquiler. En caso de que no conste, pregunte al arrendador.
Por lo general, se exige a los propietarios de las casas que el acceso a su vivienda esté libre de nieve entre las 7 y las 22 horas. Los domingos y festivos debe limpiarse entre las 8 y las 22 horas. Es necesario despejar la zona adyacente a la vivienda. El camino limpiado debe tener 1,50 m de ancho. Si estuviera resbaladizo, es necesario además espolvorear arena para evitar caídas (encontrará arena en casi todas las tiendas de materiales de construcción). Está prohibido echar sal en Alemania porque puede contaminar el agua subterránea.