Eliminación de basuras

Alemania es conocida por su selectiva separación de las basuras. Los diferentes tipos de residuos se separan y clasifican. Cada tipo de residuo es retirado por separado o bien debe ser llevado por uno mismo al punto de recogida determinado.
La recogida de basura en Wolfsburgo se realiza según un plan establecido. Lo puede consultar en:

A la basura no reciclable debe tirarse el material no recuperable como, por ejemplo, los rollos de papel de cocina, pañuelos de papel, retales, mecheros, pañales, papel sucio o cenizas frías.

En la bolsa amarilla o cubo amarillo, se tira la basura que cuenta con el símbolo de punto verde (Der grüne Punkt). Es, por lo general, basura que se puede reciclar, como envases de plástico (láminas, vasos, botellas) o de metal (papel de aluminio, conservas, botes de bebidas).
Puede conseguir bolsas amarillas de forma gratuita en algunos supermercados y tiendas de materiales de construcción o en el ayuntamiento de Wolfsburgo.

En el cubo bio hay que echar la basura orgánica, como restos de verduras y frutas, café, bolsas de té, flores, hojas…

En el contenedor del papel van los papeles, cartones, periódicos, revistas y envases de cartón limpios.

En Alemania existe un sistema especial de devolución de envases (Pfandsystem). Las botellas de un solo uso o usos múltiples, las latas y cajas de bebidas se cargan con un depósito entre 0,08 € y 4,00 €. Puede reconocer las botellas de este tipo porque incluyen un logotipo de reciclaje o una etiqueta que dice «botella con depósito» (Pfand-Flasche). El depósito se calcula en el momento de la compra y se deduce en caja. Las botellas y latas se pueden devolver en los establecimientos que ofrecen esas mismas botellas o latas. Normalmente, las máquinas de devolución se encuentran a la entrada de los supermercados. Se introducen las botellas o latas y el cliente recibe un vale por valor del depósito. El vale puede canjearse por compras o por dinero en la caja.

El contenedor de vidrio es para tirar todo tipo de vidrios y botellas que no puedan ser devueltas a los supermercados según el método anterior del depósito, por ejemplo, botellas de vidrio, vasos (separados por color) y tarros de conservas (sin tapa). No pueden echarse al contenedor de vidrio lunas, bombillas y objetos de cerámica. Normalmente, los contenedores de vidrio están situados cerca de las viviendas y en los aparcamientos de los supermercados.

Las pilas se depositan en contenedores especiales situados en los supermercados.

El aceite, la pintura y otros materiales recuperables no deben tirarse a la basura no reciclable. Se trata de desechos especiales que deben ser llevados directamente al vertedero.

Para objetos grandes como sofás, colchones, etc., es posible solicitar un servicio de recogida municipal para desechos voluminosos.