El tabaco, el alcohol y las drogas

En Alemania rige actualmente la ley de protección de menores en cuestiones de alcohol y tabaco. Dicha ley especifica a partir de qué edad está permitido el consumo de tabaco y alcohol.

Tabaco

Es posible comprar cigarrillos y otros artículos del tabaco en los supermercados, quioscos de tabaco, gasolineras y máquinas expendedoras. Solo los mayores de edad – es decir, los mayores de 18 años – pueden comprar y consumir tabaco. Las máquinas expendedoras están equipadas con un sistema para que los menores de edad no puedan adquirir cigarrillos. Es necesario identificarse con una tarjeta de débito EC o un permiso de conducción europeo.
Por lo general, no está permitido fumar en los edificios públicos. En las estaciones, aeropuertos y otros lugares públicos, suele haber zonas de fumadores con su correspondiente indicación. En la mayoría de los cubos de basura públicos hay ceniceros para evitar la suciedad provocada por las colillas. Asimismo, está prohibido fumar en restaurantes, bares y discotecas y solo se permite hacerlo en zonas delimitadas. En los últimos años, el número de fumadores ha descendido considerablemente en Alemania. Uno de los motivos es la subida de los impuestos sobre el tabaco.

Alcohol

En Alemania, a partir de los 16 años de edad se puede comprar y consumir cerveza, champán, vino y combinados de cerveza o vino. A partir de los 18 se permite la compra y el consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación. En Alemania es posible comprar alcohol en los supermercados, gasolineras y quioscos.

Drogas

La posesión, venta y consumo de estupefacientes (todas las sustancias excepto el tabaco y el alcohol) están prohibidos en Alemania y pueden constituir un delito punible.